Lo que vemos

Loading...

lunes, 22 de febrero de 2010

La trivialidad de las cosas

Anoche, en uno de los noticiarios más populares de nuestro país, apareció, en los titulares, una noticia que me desconcertó: un joven de 22 años, con supuestos problemas mentales y sin ropa, se subió a la ventana del piso 13 de un edificio de la zona 14 con la supuesta intención de arrojarse al vacío. Lo que realmente me sorprendió de la noticia fue que un espacio de comunicación serio dedique su espacio a contar hechos particulares que no son de trascendencia para el desarrollo de Guatemala. Es decir, hay situaciones que deben ser contadas, pero que no son tomadas en serio y que, por lo tanto, no tienen la cobertura de los medios de comunicación. ¿Conocen, ustedes, alguna?

Esa reflexión me llevó a pensar en qué es lo que decimos de los demás. ¿Será que siempre nos enfocamos solamente en lo que deberíamos decir o que contamos todos los hechos de los que nos enteramos sin analizar si de verdad es pertinente que otras personas conozcan esa información? Ha sucedido que cuando nos enteramos de una noticia, corremos a contársela a nuestros amigos, sin pensar en las consecuencias de esto para otras personas. ¿Somos nosotros como ese noticiario, que le da demasiada cobertura a hechos sin trascendencia solo para "estar comunicados con los demás"?

En conclusión, y sin intención de ser moralista, me surge la pregunta ¿De qué forma nos comunicamos? ¿Será que tratamos que nuestra comunicación sea asertiva y no conflictiva? En ese sentido, la entrada de hoy es una invitación a la reflexión acerca de este tema. Es una motivación a que dejemos de lado el chisme y pasemos a la crítica constructiva.

Hasta la vista,

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Aún que para algunos el chisme es inevitable, en realidad es completamente inecesario. A demás los chismes paran creciendo y las historias cambian segun el criterio de cada persona que lo escucha y lo cuenta. En mi criterio el chisme no es más que una forma de hacer emocionante nuestra vida, metiendonos y comentando sobre la vida de los demás.

Anónimo dijo...

Pilu dice:

yo creo que la sociedad de hoy en día (incluyéndome)somos mas como ese noticiero por que los chismes los pasamos a muchas personas y ha veces los cambiamos de una forma que hiere o mete mas en problemas a la persona de la que se habla. Por eso creo que deberíamos aprender como hacer criticas mas constructivas y no tanto chisme.

Anónimo dijo...

Marcelo dice:

yo estoy consciente de que la sociedad de ahora critica demasiado a las demas personas o eventos que resalten aunque sea un poquito de lo que es lo normal y tambien algunas personas por no tener identidad propia y algo que hacer empiezan a regar chismes y bolas para su entretenimiento sin pensar en el daño que les hace a los demas. Yo estoy tratando de cambiar mi forma de ser y quiero hacer una diferencia siendo la persona que no dice chismes, que no inventa bolas y que si algo pasa yo voy a tratar de verlo como es y no exagerarlo ni tergiversarlo

Jessie Álvarez dijo...

Me gusta la actitud de los estudiantes del Montessori. Estoy seguro de que con profesionales como ustedes, Guatemala va a sobresalir en todos los ámbitos.